¿Sabes qué hacer si tu chihuahua deja de respirar? Conocer algunos procedimientos de emergencia si tu perro se está asfixiando, o si tiene dificultad para respirar, podría salvar la vida de tu querido chihuahua porque es posible que no tenga tiempo de ir al veterinario.

¿Por qué es importante la RCP?

La RCP (resucitación cardiopulmonar) preserva la función cerebral hasta que se pueda restaurar la circulación sanguínea y la respiración adecuadas.

¿Cómo saber si mi mascota necesita RCP?

Los signos que indican la necesidad de RCP incluyen inconsciencia, falta de excitación, falta de movimiento físico o parpadeo en los ojos. Estos síntomas pueden ocurrir por ahogamiento, asfixia, descarga eléctrica o una serie de otras situaciones.

Si tu chihuahua tiene un objeto extraño atascado en su garganta, es importante intentar desalojarlo antes de realizar la RCP.

RCP Chihuahua

Como realizar RCP

Las principales recomendaciones son:

  • Realizar 100-120 compresiones torácicas por minuto.
  • Realizar entre la compresión boca a hocico 30 compresiones seguidas de 2 respiraciones.
  • Realizar masajes cardíacos / compresiones torácicas de acuerdo con los diferentes tipos de pecho y tamaños de perros.

La clave para la RCP es recordar el ABC: Vía aérea, respiración y compresión cardíaca.

Para realizar las tres técnicas, sigue estos pasos:

  1. Coloca al perro en una superficie plana y extienda la cabeza hacia atrás para crear una vía aérea. Las prácticas actuales recomiendan colocar al perro sobre tu lado derecho (con el corazón hacia arriba), sin embargo, las últimas pautas recomendadas establecen que la posición lateral derecha o izquierda es aceptable.
  2. Abre las mordazas para verificar si hay obstrucciones, y si existen y no se pueden quitar fácilmente, intente desalojar el objeto.
  3. Coloca tus manos alrededor del hocico de la boca del perro para que solo las fosas nasales queden despejadas. Sopla aire en las fosas nasales con cinco o seis respiraciones rápidas, nuevamente, dependiendo del tamaño del perro. Perros pequeños y cachorros y requieren respiraciones cortas y superficiales. Los perros más grandes necesitan respiraciones más largas y profundas. Continúa las respiraciones rápidas a una frecuencia de una respiración cada tres segundos o 20 respiraciones por minuto.
  4. Verifica si hay latidos del corazón usando tu dedo en la parte interna del muslo, justo por encima de la rodilla. Si no sientes el pulso, coloca tu mano sobre la cavidad torácica del perro, donde el codo toca la parte media del pecho. Si aún no encuentras el pulso, haz que una persona continúe respirando en las fosas nasales (boca a hocico), mientras que otra le da compresiones en el pecho / masaje cardíaco. Si estás solo, haz la compresión y la ventilación boca a hocico tu mismo.
  5. Aplica las compresiones en el pecho del perro (masaje cardíaco) colocando ambas manos con las palmas hacia abajo en la cavidad torácica del perro. Para la mayoría de los perros, las compresiones torácicas se pueden realizar en la parte más ancha del pecho mientras el perro está acostado de lado.
  6. Para perros con cofres en forma de quilla (es decir, cofres profundos y estrechos) en razas como los galgos, empuja hacia abajo hasta la axila del perro, directamente sobre el corazón.
  7. Para los perros con perros de torso barril, como los bulldogs ingleses, coloca al perro boca arriba y comprima el esternón (directamente sobre el corazón), como las personas.
  8. Para perros pequeños, la exploración de tórax se realiza con una mano envuelta alrededor del esternón, rodeando el corazón o con las dos manos en las costillas.
  9. Para perros grandes, coloca tus manos una encima de la otra.
  10. Para perros pequeños o cachorros, coloque una mano o el pulgar en el pecho.
  11. Usa el talón de tu(s) mano(s) para presionar hacia abajo para realizar 30 compresiones rápidas seguidas de 2 respiraciones de aire (ventilación) y luego verifica si se ha restablecido la conciencia. Si no se ha restablecido la conciencia, continúa con las compresiones en ciclos de 100 a 120 compresiones torácicas por minuto (el mismo ritmo administrado para las personas).
  12. Realiza la RCP en ciclos de 2 minutos y verifica si se ha restablecido la respiración y la conciencia.

Lo ideal es que la RCP se realice en ruta al veterinario de emergencia. Si esto no es posible, comuníquese con un veterinario una vez que el perro haya comenzado a respirar.

Por favor, comparte esta información útil con tu familia y amigos amantes de las mascotas. ¡Nunca se sabe cuándo podrías salvar una vida!

Vídeo de RCP en un perro

Centro de preferencias de privacidad

Imprescindibles

Cookies necesarias para el funcionamiento de la web.

gdpr ,__cfduid

Publicidad

Ayudan a mostrar la publicidad en la web.

DSID, IDE

Analíticas

Datos anónimos de uso en la web. Registro de visitas.

_ga, _gid, _gat

A %d blogueros les gusta esto: